El día 12 de noviembre La Torre del Visco colabora con Omezyma, la Red de Semillas de Aragón y Biela y Tierra, en una Jornada como espacio de encuentro con agentes del territorio implicados en crear vínculos y sinergias que consoliden la economía circular de la zona, lo que implica el cuidado del entorno, consumo responsable de la materia prima local y reducción de la huella de carbono. Somos muchas artesanas y artesanos los que queremos ofrecer y consumir productos de calidad, elaborados o directos desde la tierra.

No hay mejor manera de sensibilizar que a través del paladar!

Biela y Tierra

Después de más de 2.800 km pedaleados y 125 iniciativas visitadas, Biela y Tierra ha finalizado su ruta el 5 de octubre en Alloza, Teruel. Con este proyecto, han querido compartir que ya existen soluciones para los retos medioambientales, sociales y económicos a los que nos enfrentamos a nivel global.

Ana y Edurne junto a la Dársena Estudio a lo largo de los más de 4 meses de viaje han ido narrando las experiencias vividas y las visitas a las iniciativas, a través de crónicas en su página web (www.bielaytierra.com) , videos en el canal de Youtube y seguimiento en las ondas de la radio rural comunitaria radio Valdivielso y Arainfo  en la prensa libre digital.

Un proyecto que nos muestra que el mundo rural está vivo, se mueve y está construyendo  alternativas para transitar hacia un futuro más sostenible.

El proyecto sigue vivo y con la intención de seguir difundiendo todo lo vivido y recogido durante la ruta. Esta temporada podremos escucharlas junto a las protagonistas de algunas de las iniciativas visitadas en el programa Carne Cruda.

Ellas

Ana Santidrian

Doctora en Ingeniería Química y Medio ambiente. Ha vivido en varios paises trabajando como científica en distintos proyectos de investigación, lo que le ha permitido conocer y acercarse a distintas realidades. Convencida de nuestras capacidades para transformar el mundo con pequeñas acciones, es activista por los derechos humanos, especialmente vinculada con las personas refugiadas. De familia agricultora, corazón valiente y espíritu viajero, ha vivido y visitado muchos territorios interesándose por la cultura rural y tradicional. Está convencida que el futuro del medio rural pasa por la agricultura ecológica, y el reconocimiento del valor y la importancia del campesinado.

Edurne Caballero

Bióloga, master en Agricultura Ecológica. Desde que conoció la agroecología, la permacultura y la soberanía alimentaria está profundamente convencida de que son la clave para superar los retos planetarios a los que nos enfrentamos. Su vinculación a ONGs en distintos países y a proyectos agroecológicos le ha permitido conocer distintas culturas, personas y proyectos que ofrecen alternativas reales para el mundo rural vivo. Miembro de CERAI, está muy vinculada a distintos movimientos entorno a la agroecologia y la transformación del modelo de consumo y producción de alimentos y al desarrollo rural.

La Torre del Visco, Caminando hacia la Agroecología

Nuestro invernadero

Mezclando  nuestra dedicación, conocimientos e innovaciones aunando tradición e investigación, estamos transformando nuestro invernadero en un foco de vida y un laboratorio de microagricultura.

Preparamos nuestros propios planteros en previsión de las variedades y cantidades que vamos a consumir con semillas ecológicas, sumando así nuestro esfuerzo al  de proyectos locales como la Red de Semillas de Aragón, formando parte de iniciativas cuyo objetivo es la recuperación de variedades locales, el cuidado de la biodiversidad y el intercambio de saberes para seguir enriqueciendo nuestro entorno.

Utilizamos una gran variedad de flores para aportar sabores intensos y diferentes a todo nuestro abanico culinario.

Nuestro huerto y Vergel de flores

“Las virtudes de un jardinero: capacidad de observación, coraje para enmendar los inevitables errores, sabiduría para entender que realizas un trabajo conjunto con fuerzas que en nada dependen de tu voluntad… y sobre todo, propensión a ser feliz al aire libre, en soledad, bajo cualquier clima.” Umberto Pasti

Trabajamos la tierra sin productos químicos, consumiendo el agua de manera responsable, sin el uso de semillas modificadas genéticamente.

Cultivamos dando protagonismo a la riqueza de los suelos a los que protegemos con paja simulando la hojarasca de los bosques, cuidando la asociación de cultivos y la rotación para no dañarlo. Distribuimos los cultivos en pequeñas parcelas rectangulares en las que flores como las caléndulas o consueldas y hortalizas hacen labores de simbiosis para crecer sanas y fuertes.

Nuestro Vergel de flores está inspirado en la Agricultura Sinérgica de Emilia Hazelip. Bancales que nos llegan hasta las rodillas, nutridos de abono curado, humus, materiales biodegradables como cartón o alfombras en desuso y una buena cobertura de paja viva y vieja; todo ello para devolverle a la tierra lo que necesita para curarse del daño y así dejarla que siga creando vida, que duerma y ría según sus ciclos sin que la continuemos perturbando.

“La materia viva sabe cómo crear orden a partir de un estado de caos.” Emilia Hazelip

Cosechamos diariamente, practicamos una alimentación llena de vida, variedad y color en el plato. Nuestra finca nos abastece de verduras, frutas y hortalizas. Elaboramos nuestro propio aceite ecológico virgen extra cuidando los más de mil olivos de los que disponemos.

Recolectamos setas, hierbas comestibles y todo lo que nos ofrece nuestro entorno en las diferentes temporadas.

La mejor manera de contribuir a la economía local es estableciendo vínculos responsables con los productores locales, estando ubicados en un lugar como este, no tenemos que ir lejos para adquirir productos de altísima calidad.

Rubén Catalán es oriundo de nuestra región y está formado en el instituto Culinario de Cambrils, su experiencia en distintos restaurantes con estrellas Michelín, como Akelarre de Pedro Subijana, La Terraza del Casino de Paco Roncero o Michel Guerard, el Chef francés creador de la cocina Minceur, han influenciado su filosofía culinaria.

Sus platos reflejan un interés por poner en valor los productos de proximidad, dentro de un concepto de cocina sana, sostenible y con raíces en la tradición.

Firme apuesta por una cocina saludable, que no renuncia al sabor y a la calidad de los productos con los que se elabora. Una cocina rica en vegetales, carnes magras y pescados frescos.

“A pesar de todo el progreso y la obsesión por ser cada día más modernos, no podemos negar el papel fundamental de la naturaleza en nuestras vidas. Las plantas son el tacto de la tierra, configuran el sentido más sensual de nuestro mundo y son su forma de expresión: nacen donde pueden ser fuertes y crean en su supervivencia la belleza salvaje e incontrolable que hoy, sumergidos en un mundo racional y utilitario, nos dedicamos a despreciar” – Thoureau en “Walden